Juegos Olímpicos

Reglas generales

Si algún evento Olímpico no se lleva a cabo, todas las apuestas en ese evento no tendrán acción y se reembolsará la cantidad apostada.

A menos que se indique lo contrario, las apuestas en atletas individuales, así como en las competiciones de equipo, se tratan como ‘All-In’ y las apuestas tienen acción independientemente de que los participantes no compitan debido a una lesión, descalificación, enfermedad u otra razón.

Por ejemplo, si un atleta que compite en un evento de pista y campo no participa, pero el evento en general aún se ejecuta, las apuestas por ese atleta se mantendrán y se considerarán una pérdida.

En el caso de una apuesta futura que se haga a un equipo para ganar la medalla de oro de baloncesto, y todo el equipo o ciertos jugadores no puedan competir, las apuestas siguen siendo válidas.

Todos los pagos de las apuestas se basan en las posiciones del podio durante la ceremonia oficial de medallas después del evento (se aplican las reglas de empate).

Todas las opciones de apuestas de grupo y cara a cara requieren que todos los competidores abandonen la línea de salida para entrar en acción.

Las apuestas sobre el total de medallas de los países en una competencia se basan en el resultado de la tabla de medallas oficial, una vez que se hayan realizado todas las ceremonias de medallas. Para los totales de medallas de atletas individuales, se incluyen los resultados de los eventos por equipos.

Las nacionalidades de los ganadores están determinadas por el país por el que compite el ganador, no por el país donde nacieron, si no fueran los mismos.

Ten en cuenta que, para los deportes de equipo como el fútbol olímpico o el baloncesto, las reglas estándar aún se aplican para cada deporte respectivo.